¡Hola hola, fitner!

Septiembre es el mes de la vuelta a la rutina. ¿Y a ti qué tal te ha sentado?

Me contó mi amiga María hace una semana que a ella no muy bien. Sufría dolor de estómago, tenía problemas de sueño y decía que últimamente se alteraba con facilidad (y eso no podía seguir así, que ella es un cielito). Pues le di el mismo consejo que te voy a dar a ti: PRACTICA YOGA.

Quizá hayas escuchado que con el yoga se consigue la paz interior, que se alinean el cuerpo y la mente. Bueno, y el alma. Y esta filosofía nos parece aún rara en la cultura occidental (aunque cada vez menos), pero sí que es cierto, creencias aparte, que con el yoga se consiguen beneficios, entre ellos la relajación, y varios estudios lo demuestran.

Que sí, que lo de los “estudios demuestran…” es muy típico. Pero anda, fitner, dame un voto de confianza y sigue leyendo, que te voy a contar cómo y por qué.

Veamos. Los médicos saben que el estrés está relacionado con un bajo nivel de GABA (ácido gamma-aminobutírico, nada más y nada menos). El GABA juega un papel importante en el comportamiento y la respuesta del cuerpo frente al estrés. Pues, ¿sabes qué? En la Universidad De Medicina de Boston han descubierto un llamativo aumento de los niveles de  GABA en los individuos que practican yoga.

¡Y aún hay más! Esta actividad no solo te ayuda a evitar el estrés. También aporta otra serie de beneficios. Verás, verás.

  • Al estimular los órganos abdominales, mejoramos el sistema digestivo.
  • Con las respiraciones pausadas y rítmicas que aprendemos a realizar en las clases de yoga, el cuerpo y la mente se oxigenan, mejorando la circulación sanguínea.
  • Las posturas yóguicas hacen que la elasticidad y movilidad de las articulaciones se incremente y poco a poco podrían eliminarse las contracturas musculares y dolores crónicos.
  • Reduce la respuesta inflamatoria de nuestro sistema inmunitario.
  • Tiene efectos muy positivos en el tratamiento del insomnio asociado al estrés y la ansiedad.

Vamos, que el yoga es fantástico.

María ya lo ha probado y, aunque aún es pronto para apreciar grandes mejoras, dice que sale muy relajadita de las sesiones. Y yo quiero que tú también lo pruebes, si no lo has hecho ya. Tú también mereces sentirte bien.

Aquí te dejo un vídeo en el que se explican unas posturas de yoga muy muy buenas para relajarse y evitar el estrés. Te recomiendo que hagas lo que tu cuerpo pueda hacer.

Pincha aquí para ver el vídeo.

¡Ah, por cierto! Próximamente escribiré un post en el que te daré la receta de un batido Yoga OM Daya, muy recomendable para después de tus ejercicios de yoga. Puedes suscribirte y así te aviso en cuanto lo tenga listo para degustarse.

¿Vale, fitner? ¡Okey!

¡Nos vemos!

 

Alba Granado Talavero.

Suscríbete para no perderte nada